Regreso a clases, ¿por qué son importantes las habilidades para la vida?

Se aproxima el inicio de clases para las niñas y los niños, y en medio de una época de incertidumbre, es fundamental darles las herramientas necesarias para combatir las interrogantes que atravesarán, con el propósito de que encuentren certeza y seguridad al momento de tomar decisiones.
En la escuela y en casa es importante ser un respaldo para ellos, inculcarles todos los días las habilidades para la vida, que son aquellas competencias y recursos que tenemos de forma interna para hacer frente de manera saludable a los diversos retos y desafíos de la vida diaria.

las habilidades para la vida

Las habilidades para la vida son aquellas competencias interpersonales, intrapersonales y cognitivas que ayudan a tener una conducta más adaptativa, y que se fortalecen, sobre todo, con un trabajo diario y personal. Éstas van desde cómo manejar las emociones o el estrés, hasta conocernos a nosotros mismos. Esto es realmente útil para los menores, pues así fortalecen y entrenan la destreza que les permite encontrar soluciones creativas ante problemáticas y ante la comunicación de sus emociones de manera asertiva y empática.
En una realidad en la que nadie está exento de la presión social que empuja a hacer cosas que no se desean, es de vital importancia que los adultos estén presentes en la vida de los niños, acompañándolos en ese proceso de cambios y aprendizajes que atraviesan. La mejor forma de hacerlo: dándoles un buen ejemplo.

habilidades para la vida

De ese modo podrán decir no al consumo de alcohol. Recordemos que los menores de edad son un grupo vulnerable y es responsabilidad de todos cuidar y proteger su bienestar. En la Fundación Pernod Ricard North LatAm, uno de los tres ejes rectores es la cero tolerancia de venta y consumo de alcohol en menores de edad. A esa temprana edad no se deben consumir bebidas alcohólicas. Por lo que generar conciencia en ellos desde pequeños es fundamental para que, cuando sean adultos, tomen las decisiones adecuadas: lo que se enseña en casa y en la escuela será lo que reforzará esa decisión.

Así pues, sigamos cuidando de los pequeños en cada ciclo escolar, en cada etapa de su vida. Demos un buen ejemplo como adultos y seamos responsables con el consumo de alcohol.

También puede interesarte: Riesgos del consumo de alcohol en menores de edad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al Inicio